Ahorro y Futuro

Conoce qué es la gestión pasiva

9 enero, 2018
Conoce qué es la gestión pasiva

Su calificativo lo dice todo: gestión pasiva. Hablamos de un tipo de inversión que como recoge el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española en la acepción de este término implica falta de acción o de actuación.

La gestión pasiva busca replicar el comportamiento de un índice (puede ser el Ibex 35, por ejemplo) y obtener la misma rentabilidad. La estrategia se basa en el convencimiento de que el mercado recoge unos precios eficientes y que no están basados en previsiones futuras y subjetivas de un experto como en la gestión activa. Por tanto, no hay que estar tan pendiente de la evolución.

Como no necesita tanta atención de gestores o analistas, es un tipo de inversión más barata

Precisamente esta especie de tranquilidad o pasividad -no se precisan de tantos gestores y analistas- hace que sea un tipo de inversión más barata en cuanto a costes. Otra de las ventajas que ofrece es que permite una amplia diversificación, puesto que un índice recoge cotizaciones de diferentes activos, como renta variable, fija, bonos o materias primas. Si hablamos del Ibex 35, nos encontramos bancos, constructoras, energéticas, supermercados…

Este tipo de inversión se realiza a través de fondos indexados o ETFs -puedes ver el caso del plan Ahorrobot– y están al alcance de cualquiera. En España está aumentando su interés y la demanda ha crecido mucho, aunque aún es muy baja comparada con Estados Unidos y Europa. Las estadísticas apuntan a que la cuota de gestión pasiva en España ronda el 1%, frente a más del 30% del total de los fondos de inversión en Estados Unidos y del 20% en Europa.

A pesar de las ventajas mencionadas, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha reconocido que es necesario mejorar el marco fiscal de los fondos cotizados o ETF, ya que no tienen las mismas ventajas que los fondos clásicos cuando se realizan traspasos. El organismo regulador aboga por un sistema neutral, como ocurre en otros países. Esta iniciativa beneficiaría al inversor y se materializará con la entrada en 2018 de la normativa europea conocida por las siglas MiFID II.

La gestión pasiva es una opción más para invertir tus ahorros. Pero estudia siempre si te conviene de acuerdo a tu condición financiera y tu perfil de riesgo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *