Ahorro y Futuro

Ante una quiebra, ¿están a salvo mis ahorros?

27 junio, 2017
Ante una quiebra, ¿están a salvo mis ahorros?

A veces leemos noticias económicas en los periódicos que nos producen un vuelco al corazón. Este puede ser el caso, por ejemplo, si nos encontramos un día –hay pocos casos- en el que la entidad en la que tenemos nuestro plan de pensiones ha quebrado. ¿Significa que se ha esfumado mis ahorros? Tranquilos, no es así.

Tanto si se trata de un fondo de inversión como de un plan de pensiones, el patrimonio de este tipo de productos financieros pertenece a los inversores y ahorradores y no a la sociedad gestora ni a la entidad depositaria. Es decir, ese dinero no forma parte del balance de la gestora ni de la entidad financiera donde se han comercializado esos productos y/o están depositados.

Las participaciones del fondo no tendrían que sufrir pérdidas en su valor, que depende siempre de la evolución del precio de mercado de los activos que lo componen

Así que en caso de quiebra de la entidad depositaria, las participaciones del fondo no tendrían que sufrir pérdidas en su valor, que depende siempre de la evolución del precio de mercado de los activos que lo componen –acciones, bonos, etc- y no de la situación económica de la entidad. En ese caso, la sociedad gestora simplemente tendría que sustituir la entidad depositaria por otra.

¿Y si quiebra la gestora? De nuevo hay que recordar que los activos no forman parte de su balance, así que el inversor podría recuperar su inversión, con el valor liquidativo de esa fecha. No obstante lo normal sería que los activos pasaran a ser gestionados por otra entidad.

Si hablamos de seguros contratados a través de una entidad financiera, estos siempre se contratan mediante sociedades aseguradoras que se encuentran registradas en la Dirección General de Seguros y que cuentan con su propio sistema de protección, a través del Consorcio de Compensación.

En cuanto a otros productos de inversión o ahorro, os recordamos la existencia del Fondo de Garantía de Depósitos, que hace posible que en caso de quiebra de una entidad los clientes con cuentas o depósitos puedan recuperar su dinero, hasta un límite. En concreto 100.000 euros por titular en cada entidad.

Si figuran dos titulares en una cuenta o depósito, la cobertura es de 100.000 euros cada uno, es decir podrían recuperar hasta 200.000 euros si tienen esa cantidad depositada. Por esa misma lógica, si tiene dinero en más de una entidad, podrá recuperarlo todo siempre que no excedan los 100.000 euros en ninguna de ellas.

Por último, el Fondo de Garantía de Inversiones se encarga de garantizar la recuperación del capital invertido en casos de fraude por parte de las sociedades de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *