Ahorro y Futuro

Cómo ahorrar según tu edad (II): de los 40 a los 55 años, el mejor momento

23 mayo, 2017
Cómo ahorrar según tu edad (II): de los 40 a los 55 años, el mejor momento

Planificar nuestro ahorro a lo largo de toda la vida es esencial para gozar de una buena jubilación. Sin embargo no a todas las edades es necesario ahorrar de la misma forma. Veamos aquí por qué entre los 40 y los 55 años suele ser el periodo más adecuado para intensificar el ahorro y mediante qué instrumentos.

Hablamos de esas edades ya que por esa época uno normalmente ya está estabilizado laboralmente, si ha suscrito una hipoteca esta ya está avanzada o incluso terminada de pagar; los hijos, si se tienen, ya generan menos gastos, etc etc.  Es la etapa clave para destinar al ahorro parte del dinero que ya no reservamos para gastos fijos.

Es la etapa clave para destinar al ahorro parte del dinero que ya no reservamos para gastos fijos

Aunque siempre os recordamos que cuanto antes se empiece a guardar más fácil será lograr un complemento adecuado a la pensión de jubilación, si aún no se ha hecho a los cuarenta y tantos aún hay tiempo por delante para hacer.

¿Y de qué manera invertimos ese ahorro? Los expertos recomiendan varios productos más o menos diseñados específicamente para la jubilación o instrumentos más comunes a todos los inversores. El primero, por supuesto, los planes de pensiones. Ya sabes que su primera ventaja se encuentra en que permiten rebajar la factura fiscal de cada año y que no se pueda rescatar el dinero más que en los supuestos previstos ayuda a que el ahorro vaya creciendo. También los planes Ahorro 5 pueden ser un buen complemento.

En cuanto a los fondos de inversión pueden aportar la liquidez que otros productos no tienen. Recuerda que se puede traspasar el dinero de uno a otro, aunque no sean de la misma gestora, sin tributar por las plusvalías.

En cualquier caso a la hora de elegir entre esos productos siempre deberás considerar tu perfil de riesgo y tu tolerancia a las pérdidas. En líneas generales lo que se recomienda es que el grado de exposición a la renta variable (con más riesgo en teoría que la renta fija) del plan de pensiones o del fondos de inversión disminuya a medida que nos acerquemos a la edad de retiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *